fbpx

EL CAFÉ EN CASA

El café debe estar en un lugar oscuro, seco. libre de olores, a no menos de 15°C y a no más de 25°C. Un cajón destinado únicamente al café sería el lugar prefecto. Recuerda que una vez abierto un envase de café molido, de preferencia, se debe consumir en no más de 8 días.

El café tostado y en grano conservado en óptimas condiciones, es decir, protegido de la luz, no expuesto a cambios de temperaturas, alejado de la humedad y del oxigeno, puede ser almacenado durante 8 meses sin problemas y sin que sus propiedades organolépticas se vean afectadas o alteradas.

Las características organolépticas del café son las que se pueden percibir con los sentidos. La fragancia, el aroma, las notas de sabor, el cuerpo, el gusto, el postgusto, el color son las propiedades que están presentes y se busca percibir en una taza de café.